Un total de cuarenta localidades de Andalucía han pedido a las autoridades que declaren sus zonas libres de transgénicos, según ha solicitado la Plataforma Libre de Transgénicos (PALT) el pasado 11 de mayo. En este sentido, algunas comunidades y provincias españolas ya se han diferenciado en este aspecto. Asturias, País Vasco y Canarias se han declarado libres de transgénicos por vía parlamentaria y seis provincias: Álava, Lanzarote, Málaga, Mallorca, Menorca y Vizcaya, así como más de 200 municipios. El movimiento andaluz ha manifestado que “los transgénicos han demostrado comportar riesgos medioambientales, para la salud humana y para la propia agricultura, además de efectos socioeconómicos negativos”.

Leer más en ‘El digital andaluz‘.

A %d blogueros les gusta esto: