Viñeta de "El jueves"El gintonic se ha convertido en los últimos años en la copa de moda en la mayoría de los bares y para un gran número de consumidores de combinados. Si antes era sinónimo de antiguo y algo sin secreto ninguno, ahora lo es de bebida de diseño que arrasa, con múltiples complementos cool (especias, tónicas, etc.) y mucha parafernalia.

Datos sobre cuota de mercado de bebidas alcohólicas.No en vano, España es en la actualidad el tercer mayor consumidor mundial de ginebras y la cuota de mercado de este destilado alcanzó el 16 %. También es la tercera bebida más consumida en nuestro país.

Las fábricas de licores y destilados -el consumo del resto de espirituosos ha caído un seis por ciento- han apostado por producir gines para diversificar cuota de mercado y aprovechar el tirón de consumo de esta bebida. Bares especializados, degustaciones, variedades premium, tónicas diversas y afrutadas, barmen especializados en servir la mejor copa acompañan este fenómeno. Pero ¿es moda o estrategia?

Las marcas de toda la vida (Beefeater, Bombay Sapphire, The London Nº 1), de ginebra blanca de enebro, han tenido que hacer hueco a nuevos nombres, algunos como las premium Citadelle o Gin Mare, y otros procedentes de regiones con tradición en otro tipo de licores. Con el repunte inmobiliario se puso de moda beber algo diferente, llegó la ginebra Hendrick y sus rodajas de pepino, el color azul de la Nº 1 y después la gama de tónicas exquisitas.

Por todo ello, el sector de la ginebra está pujando por una mayor cuota de mercado, tradicionalmente dominado por el ron y el whisky. Las ventas crecieron en España un 3,5% entre 2010 y 2011, hasta los 3,2 millones de cajas de nueve litros, según el estudio de estudio de International Wine & Spirit Research (IWSR). Por su parte, las ventas de whisky se redujeron en un 9,5% y las de ron descendieron un 6,7% durante el mismo periodo.

Las ginebras autóctonas de sabores triunfan

Asimismo, los gin de gama básica también se han lanzado desde este trampolín con variedades tales como Larios Rosé y Rives Pink. Pero el boom principal viene de las marcas autóctonas, de diversas zonas, que han apostado por hacerse un hueco en este mercado. Fundamentalmente se caracterizan por tener un matiz diferente a las ginebras convencionales; con una gran combinación de toques botánicos, casi como un perfumista; son cítricas, especiadas, secas, afrutadas, dulces, amargas, aromatizadas, etc.

Las ginebras premium de sabores triunfan. Por ejemplo, las de fresa. La sevillana Puerto de Indias strawberry ha sido un éxito de mercado total. Esta ginebra procedente de una de las destilerías más antiguas de Andalucía, ubicada en la localidad sevillana de Carmona, se ha colado en el top de los licores de moda con una facturación de cinco millones de euros en 2014. La empresa -con una plantilla que ha pasado de dos a casi 40 personas- ya exporta su destilado a Reino Unido, Portugal y Holanda.  Los fresones de Huelva son su secreto a voces, aunque nació de pura casualidad al investigar en la creación de un licor con fresas cuando dieron con el secreto: macerar la fresa con alcohol. Ahí saltó la chispa y así, por equivocación, se creó este alcohol.

En Huelva, Martes Santo seduce con sus variedades de frutos rojos y de flor de iris. La gaditana Wint & Lila reivindica sus raíces porque se elabora en una destilería asentada desde hace más de 200 años en El Puerto de Santa María. Sus viejos alambiques de cobre continúan ofreciendo los tradicionales london gin –enebro, raíz de angélica, cilantro, canela…– y los toques original de flor de azahar y la hierbabuena.

Las redes sociales

ginebraPero los gin, como otros productos, también necesitan de las redes sociales. Aunque tú no estés en Facebook, allí se está hablando de ti.  El 87% de los internautas busca opiniones en la red antes de comprar un producto. Los medios sociales ayudan a las compañías a conocer a sus clientes: las conversaciones con ellos aportan muchos datos y, de paso, pueden fidelizar clientes.

Las redes son un medio estupendo para lograr que tus clientes interaccionen activamente con tu marca y participen con ella. Construyen la identidad de tu marca de forma positiva si nos socializamos con nuestro target y, en definitiva, no estar en ellos es no estar en el momento de la compra de los consumidores.